InicioSalud para todosAlcohol y trastornos alimentarios, una peligrosa combinaci贸n

Alcohol y trastornos alimentarios, una peligrosa combinaci贸n

Hace m谩s de 30 a帽os se comenz贸 a hablar de la asociaci贸n entre聽consumo de alcohol聽y聽trastorno alimentario. Sin embargo, no es hasta 2008 cuando se empieza a hablar de

drunkorexia聽o聽alcohorexia, un coloquialismo que resulta conflictivo entre el entorno cient铆fico.

鈥淓s espectacular pero poco riguroso鈥, comenta Hugo L贸pez, vicepresidente segundo de la Sociedad Cient铆fica Espa帽ola de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y otras Toxicoman铆as (Socidrogalcohol).

En cualquier caso, este comportamiento se podr铆a definir como 鈥渦n trastorno de la conducta alimentaria sumado a un trastorno por consumo de sustancias en el que la persona deja de ingerir alimentos para consumir bebidas alcoh贸licas鈥, explica Sint谩 Gamonal Limcaoco, m茅dica interna residente (MIR) de cuarto a帽o en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca y una de las participantes en el curso Patolog铆a dual para residentes de psiquiatr铆a, celebrado en el 煤ltimo congreso de la Sociedad Espa帽ola de Patolog铆a Dual (SEPD).

Se帽ales y h谩bitos

La mal llamada alcohorexia se asocia a los s铆ntomas que suelen darse en anorexia o bulimia y alcoholismo, pero en conjunto. 鈥淧or parte de trastorno de conducta alimentaria tipo anorexia encontramos bajo peso y preocupaci贸n por ganar kilos, distorsi贸n de la imagen corporal, restricci贸n de la ingesta de alimentos y compensaci贸n de calor铆as con un aumento de ejercicio f铆sico o inducci贸n del v贸mito鈥, indica L贸pez, tambi茅n m茅dico psiquiatra de la Unidad de Conductas Adictivas del Hospital Cl铆nico de Barcelona.

El experto tambi茅n perfila los s铆ntomas de un trastorno por consumo de alcohol: 鈥淧redomina el consumo pr谩cticamente a diario o en grandes cantidades de bebidas alcoh贸licas y en poco tiempo (consumo por atrac贸n). Tambi茅n existe la tendencia a abandonar actividades placenteras u obligaciones, invertir mucho tiempo en beber o recuperarse de sus efectos, beber cantidades m谩s importantes de lo previsto o tener problemas derivados del consumo: multas, peleas, discusiones familiares, enfermedades m茅dicas o trastornos mentales鈥.

Desde su punto de vista, el alcoholismo tambi茅n puede combinarse con bulimia nerviosa, donde predominan atracones de comida de forma impulsiva con sentimiento de culpa posterior y compensaciones, sobre todo en forma de v贸mitos autoinducidos. Gamonal a帽ade entre los comportamientos habituales de aquellas personas que padecen estos trastornos combinados: evitar los alimentos con calor铆as, episodios de ayuno intermitente, la realizaci贸n de ejercicio f铆sico de forma intensa, previa o posterior al consumo del alcohol y el uso de laxantes o diur茅ticos.

鈥淟as personas que padecen este trastorno alimenticio sacrifican el consumo de alimentos por el del alcohol para reducir su peso鈥, aclara Gamonal.  Seg煤n su experiencia, los motivos por los que se consume alcohol, sobre todo entre los j贸venes como poblaci贸n diana de este fen贸meno, pueden ser:

  • Motivos sociales: creer que el alcohol mejorar谩 las interacciones sociales.
  • Motivos de afrontamiento: beber con intenciones de disminuir efectos negativos, como la soledad, el aburrimiento, la tristeza, etc.
  • Motivo de mejora: buscando aumentar el placer y el efecto positivo a trav茅s del consumo de alcohol.
  • Motivos de conformidad: beber para encajar con los compa帽eros, cumplir con las expectativas sociales y los est谩ndares de belleza.

Seg煤n Gamonal todas estas motivaciones plantean el c铆rculo vicioso de este comportamiento, en el que los eventos de la vida motivan el consumo de alcohol y a su vez, a realizar conductas de compensaci贸n relacionados con los c谩nones sociales del momento.

驴Qui茅nes tienen mayor riesgo?

Diversos estudios y trabajos cient铆ficos realizados en torno a este trastorno indican la relaci贸n que tiene con factores como las alteraciones en la esfera afectiva, el comportamiento relacionado con los temores de maduraci贸n, las dificultades en la regulaci贸n de las emociones, la influencia social y la tendencia a cumplir con las normas de los grupos. Es decir, es m谩s frecuente en la poblaci贸n joven.

鈥淟a coexistencia de ambos trastornos es m谩s frecuente en mujeres j贸venes. No obstante, no hay datos espec铆ficos de cu谩ntas personas podr铆an estar afectadas por estos dos trastornos. S铆 que sabemos que entre el 5% y el 10% de la poblaci贸n tiene un trastorno por consumo de alcohol, y que de ese porcentaje un 6% podr铆a padecer una anorexia y cerca de un 15% una bulimia nerviosa. Con lo que estar铆amos hablando de menos del 2% de la poblaci贸n afectados por ambos trastornos. Aunque los datos no son muy fiables, ya que los estudios con los que contamos son bastante antiguos鈥, advierte L贸pez.

En cualquier caso, se trata de un problema que necesita ser atajado cuanto antes por sus repercusiones. Seg煤n datos aportados por Gamonal, entre los individuos de 18 a 24 a帽os el alcohol provoca anualmente unas 1.700 muertes, 600.000 heridos, 700.000 agresiones f铆sicas y 97.000 agresiones sexuales al a帽o. La alcohorexia se une a estos datos como fuente de preocupaci贸n debido a los resultados negativos tanto inmediatos como a largo plazo que pueden implicar.

Entre ellos, p茅rdida de conocimiento, agresiones f铆sicas o sexuales; alteraciones en la memoria y alteraciones cognitivas; deficiencias nutricionales, alteraci贸n de los procesos metab贸licos, deterioro cognitivo y s铆ntomas ansiosos y depresivos; adem谩s de consecuencias sociales, acad茅micas, legales, problemas laborales o familiares.

Recomendaciones y pautas

Desde el punto de vista del portavoz de Socidrogalcohol, se trata de enfermedades en las que la salud f铆sica se puede ver comprometida. 鈥淓s importante realizar una buena evaluaci贸n m茅dica y es imprescindible un tratamiento psicol贸gico con un profesional de la psicolog铆a que realice intervenciones basadas en la evidencia cient铆fica. Y, en ocasiones, un especialista en nutrici贸n tambi茅n puede ayudar en el tratamiento鈥, afirma.

鈥淓s muy importante formar a los adolescentes en el uso de formas m谩s funcionales y adaptativas que les permitan manejar las emociones intensas y fuertes鈥, comenta la portavoz del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca. En el caso de la alcohorexia, existen distintas f贸rmulas que pueden ayudar a disminuir esta pr谩ctica.

Por ejemplo, informar sobre sus consecuencias desde el punto de vista individual y sobre el entorno que rodea a j贸venes y adolescentes. Pero tambi茅n aport谩ndoles herramientas que les ayuden a aceptar se帽ales emocionales y f铆sicas sin sentirse amenazados o culpables. Debe estar siempre presente el fomento de h谩bitos de vida saludables, reducci贸n de estr茅s y consejos para encontrar una red de contactos estable. No obstante, si fuese necesario, se podr铆a aplicar una terapia cognitiva conductual junto con el empleo de f谩rmacos.

Cuidate Plus / Farmanuario.

ARTICULOS RELACIONADOS

M谩s leidas